Zona de Prensa

Toda la información acerca de nuestro equipo.

Batalla en Sonora

Batalla intensa en Sonora. Mineros sumó un punto en una aduana complicada, dominó prácticamente toda la segunda mitad pero el invitado especial no llegó.

Sabor amargo hasta cierto punto por lo que busca y trabaja este equipo, nos mantenemos en la pelea con seis jornadas a muerte por delante. Hacer valer nuestra casa y sacar unidades de visita, la consigna.

Este es un grupo de jugadores diferente. Serios por muchos momentos, pero con una gran amistad entre ellos y con la típica carrilla que resalta por varios lapsos de la concentración.

Sorprende el respaldo que ha mostrado toda la plantilla a «Rambo» Torres, la unión que existe en el equipo y el objetivo que se comparte de trascender durante esta temporada.

Todos coinciden en marcar un gran torneo, ir a paso a paso será vital, y al momento el equipo ya liga tres jornadas consecutivas sumando unidades y ahora buscará seguir por el mismo camino el próximo viernes.

El partido

Retomar el camino y escalar posiciones es algo que le ha costado mucho al equipo y es eso precisamente lo que resuena en el vestidor previo al partido.

En el calor del vestidor, la intensidad, ansiedad, deseos de triunfo y todo eso qué rodea al equipo a minutos de saltar al terreno de juego se transpira la esencia del rojo: morirse en la cancha buscando la victoria.

“No bajamos los brazos, buscamos tener el balón, prohibido no ser intenso”, la arenga de Rambo Torres a la plantilla. Ser de Mineros lleva por default un código de pertenencia y lucha.

La efervescencia del juego, el calor intenso del desierto, el atardecer espectacular que acompaña el entrenamiento, todos los ingredientes perfectos para la batalla.

Ya en el campo nuestro arco lució seguro en manos de Seba, la dupla en la contención cada día con mayor conexión, Checo y Missa, con una grana efectividad y corriendo arriba de los 11 kilómetros ambos durante los 90 minutos.

El equipo luce vertical, ida y vuelta, no parece la visita, lo busca, lo intenta y crea opciones pero no es nuestro día, simplemente hoy es esa tarde noche en la que la red no se estremecerá.

Creamos oportunidades con Calero, Ronaldo, Mascorro, Nurse y una agónica con Missael que nos sacan de la raya, peleando el triunfo al 90 y con 10 hombres.

Gran esfuerzo de los zacatecanos en el desierto sonorense. En el vestidor la inconformidad era inminente, el equipo venía por la victoria, no se dio el gol pero el equipo se mostró bien en el terreno de juego.

Ahora el calendario se pone intenso, entrenamientos diarios hasta la próxima fecha FIFA. Varios partidos consecutivos que jugaremos con todo para seguir en la lucha.

Por lo pronto nos vemos el próximo viernes en nuestra casa, el Estadio Carlos Vega Villalba, cuando recibamos la visita de los Cafetaleros, un duelo que tendrá un grato sabor….

Yaír Villalpando / Jefe de Prensa

Deja un comentario