Zona de Prensa

Toda la información acerca de nuestro equipo.

Los rojos, a semifinales

A lo Mineros. Minuto 84, parecía que el balón rebasaría la línea de meta, esfuerzo de Guillermo Martínez para recuperarla, rebote para Roberto Nurse que con calma sirve hacia atrás para que llegara Manu Pérez y mandara guardar la de gajos, 1-0 y estamos en semifinales. 


Lo sufrimos pero también lo merecíamos. El partido tuvo de todo, penal en contra que Sebastián Fassi atajó de manera brillante al 78 de tiempo corrido, envión anímico para el equipo que a pesar de la expulsión de Takito Velázquez se sobrepuso y lo ganó.


El equipo metió garra pero sobre todo corazón. Los rojos lucharon contra todo y aunque por momentos llegó la desesperación por no lograr abrir el marcador los jugadores no cesaron, no pararon y empujados por la afición se impusieron en casa. 


Me sigo sorprendiendo de lo que provoca este deporte. La emoción de nuestro capitán Roberto Nurse, que con todo su recorrido futbolístico salió del campo con lágrimas en los ojos. 


El gran abrazo entre nuestro técnico, Andrés Carevic, y Guillermo Martínez; la unión del equipo en medio campo, arenga con pasión, rezo en circulo central, mientras nuestra afición coreaba ¡Mineros, Mineros! Tenía tanto que no veía esta conexión. 


El vestidor fue un hervidero, no saben cuánto lo hemos deseado, todos, era un justo premio a temporadas anteriores, «hoy eliminamos un fantasma, pero tenemos que seguir concentrados», la consigna. 


Emoción al máximo. Gracias profe Carevic por la pasión, y a todos los jugadores por su entrega. Y una vez más una imagen que solo deja el futbol: un increíble abrazo entre Sebastián Fassi y su papá, Andrés Fassi, en el vestidor. 


Estamos conectados, estamos concentrados. Hoy entreno dominical y a esperar rival. Sabemos que no será nada fácil la siguiente serie pero los rojos volverán a dejar alma y corazón de nueva cuenta en la cancha. 


Me quedo con nuestra afición gritando, apoyando hasta el final, queremos verlos de nueva cuenta en el CVV el próximo fin de semana en la vuelta de las semifinales. 


Y ya de salida me quedo con una imagen, tras el partido y cuando las luces del estadio se apagan siempre aguardan las familias de los jugadores, por fortuna vi ese abrazo de Karlita a Heriberto Aguayo. 


Un abrazo que reduce todo lo que hemos pasado, lo mucho que los jugadores han trabajado. Hoy tenemos una oportunidad de volver a dejar todo sobre el terreno de juego. ¡Juntos, siempre juntos! 

Yaír Villalpando / Jefe de prensa Mineros

Deja un comentario